Tensión en Mar del Plata: Organizaciones sociales acampan en demanda de canasta navideña

A pocos diás de las fiestas la situación se complica para la gestión municipal.


Compartir esta nota:

La ciudad de Mar del Plata se encuentra envuelta en una atmósfera de tensión luego de que diversas organizaciones sociales decidieran acampar a las puertas de la Municipalidad en la noche de ayer, como continuación de las protestas realizadas previamente, exigiendo la entrega de una canasta navideña.

El gobierno local, encabezado por Guillermo Montenegro, respondió a las demandas alegando limitaciones financieras. "No se gastará en eso", expresó el ejecutivo municipal, argumentando la imposibilidad de acceder a las solicitudes de las organizaciones.

Además, como respuesta a las acciones llevadas a cabo durante la protesta anterior, el gobierno presentó una denuncia ante la Justicia contra las organizaciones sociales que llevaron a cabo el corte de tránsito en la zona de la Municipalidad. Este incidente ha elevado la tensión entre ambas partes.

El presidente del bloque oficialista en el Concejo Deliberante, Agustín Neme, ofreció su perspectiva sobre la situación, señalando que las demandas de las organizaciones representan un costo superior a los $500 millones. "Se trata de recursos que son de todos los marplatenses", afirmó, subrayando la necesidad de ser cautelosos con el gasto público. "La plata no alcanza. Basta de aprietes y extorsión", añadió.

La confrontación entre el gobierno municipal y los grupos piqueteros locales se da en un contexto más amplio, marcado por la decisión del Gobierno nacional de retirar los planes sociales a aquellos que realicen cortes de calle y avanzar hacia la eliminación de la intermediación en la distribución de dichos planes.

La incertidumbre persiste en Mar del Plata, donde la tensión social y política se incrementa a medida que las partes intentan resolver sus diferencias en torno a la entrega de beneficios sociales y la gestión de los recursos públicos.

más noticias:

"Mi vida con IOMA es un calvario"

Publicidad