Miramar sufrió un terrible temporal de viento y lluvia

Voladuras de arboles y techos dejaron a la ciudad sin electricidad


Compartir esta nota:

Miramar se vio sacudida por un fuerte temporal que incluyó lluvias torrenciales, vientos intensos y granizo, provocando graves destrozos en la localidad vecina. La advertencia emitida por el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) sobre tormentas fuertes, actividad eléctrica, caída de granizo y abundante precipitación se hizo realidad en la tarde de hoy, dejando a su paso una estampa de destrucción.

La tormenta, desencadenada pasadas las 17 horas, no tuvo piedad en su impacto. Árboles y postes de luz cayeron en diversas zonas, techos de viviendas y comercios fueron arrancados por la fuerza del viento, y automóviles resultaron dañados por el granizo que acompañó al temporal. Las imágenes capturadas dan cuenta de la magnitud de los destrozos, evidenciando la situación caótica que enfrenta la comunidad.

La terminal de ómnibus de Miramar sufrió daños estructurales significativos, sumándose a la larga lista de afectados. Comercios locales también resultaron perjudicados, con vidrieras destrozadas y mercadería arrastrada por las inundaciones repentinas.

Ante este panorama desolador, el Gobierno que encabeza Guillermo Montenegro en Mar del Plata no tardó en tomar medidas de auxilio. En un gesto de solidaridad y colaboración, se dispuso inmediatamente el envío de asistencia a la localidad vecina, con el objetivo de paliar los efectos del temporal y brindar apoyo a aquellos afectados.

Equipos de rescate y servicios de emergencia fueron movilizados para evaluar la magnitud de los daños y proporcionar ayuda a quienes lo necesiten. La colaboración intermunicipal demuestra la importancia de la unidad en situaciones de crisis, donde la solidaridad se convierte en la herramienta clave para la reconstrucción y el respaldo a las comunidades afectadas.

A medida que los vecinos de Miramar comienzan a lidiar con las consecuencias del temporal, se espera que la respuesta coordinada de los gobiernos locales permita una pronta recuperación y reconstrucción de las áreas afectadas. La solidaridad y el trabajo conjunto se erigen como pilares fundamentales para superar los desafíos que deja a su paso la fuerza de la naturaleza.

más noticias:

"Mi vida con IOMA es un calvario"

Publicidad