Feria de Plaza Rocha: Falta de control genera preocupación entre los feriantes

Durante los últimos años creció de manera desproporcionada.


Compartir esta nota:

La tradicional feria de la Plaza Rocha, que ha sido un punto de encuentro para la venta de una amplia gama de artículos durante muchos años, está enfrentando críticas debido a la falta de control sobre la procedencia de los productos que se comercializan. Lo que comenzó como una modesta feria americana ha evolucionado con el tiempo para ofrecer herramientas usadas de construcción, artículos de jardinería y productos para el hogar, sin que exista una forma clara de confirmar la legitimidad de los mismos.

En los últimos días, la falta de una inspección exhaustiva ha sido motivo de preocupación entre los feriantes, quienes han expresado su inquietud sobre la ausencia de medidas para regularizar la procedencia de los productos que se venden en la feria. Aunque se llevan a cabo controles superficiales, centrados principalmente en la verificación de los permisos de los vendedores, la inspección general ha sido mínima, lo que ha generado un debate entre los participantes del mercado.

"Es fundamental que exista un control más riguroso sobre lo que se vende aquí", expresó uno de los feriantes, quien prefirió mantenerse en el anonimato. "La diversidad de productos es enorme, pero necesitamos asegurarnos de que todo esté en regla y provenga de fuentes legítimas. Esto no solo beneficia a los consumidores, sino también a nosotros como vendedores".

La falta de una supervisión adecuada no solo plantea preocupaciones sobre la autenticidad de los productos, sino que también puede tener repercusiones en términos de seguridad y calidad. Con la venta de herramientas usadas de construcción y otros productos relacionados, la necesidad de garantizar su buen estado y funcionalidad se vuelve aún más apremiante.

Ante esta situación, los feriantes han solicitado una mayor presencia de inspectores y una revisión más exhaustiva de los productos que se ofrecen en la feria. Asimismo, han enfatizado la importancia de establecer protocolos claros para verificar la procedencia de los artículos, lo que contribuiría a fortalecer la confianza tanto de los vendedores como de los compradores.

Hasta el momento, las autoridades locales no han emitido comentarios sobre este tema. Sin embargo, se espera que esta preocupación por la falta de control en la feria de Plaza Rocha impulse un diálogo entre todas las partes involucradas, con el objetivo de encontrar soluciones que garanticen la legalidad y la calidad de los productos que se comercializan en este emblemático espacio de encuentro.

más noticias:

Reclaman a Provincia por la iluminación de Champagnat

Publicidad