El presidente Javier Milei se opone a fijar nuevo salario mínimo por decreto y descarta convocatoria a paritaria nacional docente

Fuertes declaraciones del presidente.


Compartir esta nota:

En un movimiento que marca una clara postura en cuanto a la intervención del Estado en asuntos laborales, el presidente Javier Milei ha rechazado rotundamente la posibilidad de fijar un nuevo Salario Mínimo, Vital y Móvil por decreto, luego de frustradas negociaciones en las que no hubo acuerdo ni mediación gubernamental.

En una entrevista concedida a Radio Rivadavia, Milei expresó su desacuerdo con la idea de que los políticos determinen precios mínimos mediante decretos, enfatizando en que considera que es una cuestión que debe ser abordada por los trabajadores y sus empleadores de manera directa. "Eso de estar fijando precios mínimos no nos gusta. Esa es una cuestión que tiene que ser abordada por los trabajadores con sus empleadores. No creo en que un político pueda determinar un decreto a mano”, afirmó.

Acompañado por el diputado José Luis Espert, con quien mantuvo un encuentro de trabajo en la quinta de Olivos durante la mañana, Milei reiteró su postura, haciendo referencia a la gestualidad de Espert. "¿Yo voy a emitir un decreto fijando un precio? Acá el profe Espert me acaba de hacer el símbolo que usaban los emperadores romanos cuando mandaban a matar al gladiador”, añadió.

Además, el presidente argumentó que temas como la educación, la salud y la seguridad son responsabilidad de las provincias, reforzando la idea de un país federal.

Por otro lado, desde Casa Rosada, el vocero presidencial, Manuel Adorni, reveló que los docentes protagonizarán un encuentro la semana próxima para destrabar el conflicto, aunque aclaró que no será una paritaria. "La paritaria docente nacional, como está no existe, lo que sí va a pasar es que se junten las partes para intentar destrabar el conflicto y se inició la parte administrativa para realizar esa reunión”, sostuvo.

Además, Adorni explicó que el Gobierno no transferirá dinero para el fondo de incentivo docente, argumentando que no hay respaldo legal que obligue al Estado a hacerlo.

Estos acontecimientos marcan un nuevo capítulo en el panorama político y laboral del país, mostrando posturas firmes y definidas tanto desde el gobierno como desde la oposición.

más noticias:

Publicidad