Crisis en el IOMA: Una situación insostenible para la salud de los bonaerenses

Deudas millonarias y corte del sistema primario de atención.
Por: Martín Terriaca


Compartir esta nota:

La salud es un derecho fundamental que todos los ciudadanos merecen tener garantizado. Sin embargo, desde hace más de seis meses, la provincia de Buenos Aires se enfrenta a una crisis sin precedentes en el Instituto de Obra Médico Asistencial (IOMA), poniendo en peligro la atención médica de miles de personas.

El conflicto, marcado por los atrasos en los pagos y las desactualizaciones en los costos de las prestaciones médicas, ha llevado a una situación insostenible. Profesionales de la salud se han visto obligados a cobrar costos adicionales a sus pacientes o, en casos extremos, a suspender la atención médica. La Federación Médica de la provincia de Buenos Aires (FEMEBA) ha elevado una denuncia contundente, señalando deudas millonarias por parte del Instituto correspondientes a varios meses del año pasado.

Esta problemática ha llegado a tal punto que se ha cortado la prestación de servicios en diversos municipios de la provincia, dejando a miles de afiliados sin acceso a la atención médica que necesitan. La suspensión de programas específicos, como el Programa de Prevención del Cáncer de Colon, agrava aún más la situación, poniendo en riesgo la salud preventiva de la población.

Es importante comprender que esta crisis no solo afecta a los empleados públicos bonaerenses, sino también a aquellos que han contratado el servicio de forma voluntaria. La falta de acceso a medicamentos es otro golpe duro para los ciudadanos que confían en el IOMA para cubrir sus necesidades de salud.

Es fundamental que las autoridades provinciales y los responsables del IOMA tomen medidas urgentes para resolver esta situación. La salud de los bonaerenses no puede ser objeto de disputas financieras o políticas. Se necesita un compromiso serio y una acción rápida para garantizar que todos los ciudadanos tengan acceso a la atención médica que merecen.

Es hora de dejar de lado las diferencias y trabajar en conjunto para encontrar soluciones a esta crisis. Los ciudadanos de la provincia de Buenos Aires no pueden esperar más. Su salud está en juego.

más noticias:

"Mi vida con IOMA es un calvario"

Publicidad