Ataque vandálico afecta suministro eléctrico en el Hospital Interzonal Oscar Alende

El personal de EDEA se encuentra en la zona trabajando arduamente para reponer el material robado y reparar el cable de media tensión dañado.


Compartir esta nota:

En una acción despiadada perpetrada durante la madrugada, individuos desconocidos ingresaron a las instalaciones eléctricas que alimentan el Hospital Interzonal Oscar Alende, provocando el robo y vandalismo que ha tenido como consecuencia graves interrupciones en el servicio de energía. La empresa distribuidora de energía eléctrica, EDEA, denunció el incidente y se encuentra desplegando esfuerzos para normalizar la situación.

Los delincuentes, tras violentar cerraduras y dispositivos de seguridad, se dirigieron a una de las cámaras de medición y maniobra ubicadas en el predio del hospital. En un acto de vandalismo, desmantelaron gran parte de los equipos, con la intención de robar elementos esenciales para el funcionamiento de la instalación.

En su intento de saqueo, los vándalos se toparon con un obstáculo inesperado al tratar de sustraer el cable de media tensión que conecta la cámara con el interior del hospital. Al utilizar un objeto punzante para cortar el conductor, provocaron un cortocircuito de gran magnitud, lo que finalmente evitó que completaran el hurto.

Como resultado de este acto vandálico, el hospital ha sido alimentado de manera alternativa desde otro punto de conexión, impidiendo una interrupción total en el suministro eléctrico del nosocomio. No obstante, el personal de EDEA se encuentra en la zona trabajando arduamente para reponer el material robado y reparar el cable de media tensión dañado.

Desde la compañía distribuidora de energía se ha anunciado que se establecerá contacto con las autoridades hospitalarias para analizar posibles reformas en los circuitos de provisión de energía, considerando los reiterados ataques que han afectado las instalaciones en el pasado.

Mientras se lleva a cabo la normalización del suministro, se espera que el hospital continúe operando con una fuente de energía alternativa. Operarios de EDEA trabajan incansablemente para restablecer la situación, pero no se ha proporcionado un plazo exacto para la completa recuperación del servicio eléctrico. La comunidad espera que este acto vandálico no solo sea sancionado legalmente, sino que también despierte una mayor conciencia sobre la importancia de salvaguardar las infraestructuras críticas de la sociedad.

más noticias:

Trabajadores municipales anunciaron paro de 24 Horas

Publicidad