Alarma en Mar del Plata: Ola de robos a estudiantes preocupa a la comunidad

La falta de respuesta policial es notoria.


Compartir esta nota:

Mar del Plata vuelve a ser escenario de una preocupante ola de robos "piraña" que afecta a estudiantes de colegios primarios y secundarios en diversas zonas de la ciudad. Los padres y autoridades escolares han alzado la voz, exigiendo una intervención inmediata por parte de la Secretaría de Seguridad y de la Policía Bonaerense, así como el refuerzo de las políticas de corredores seguros que alguna vez brindaron tranquilidad a la comunidad educativa.

Los robos piraña, caracterizados por la rápida y agresiva acción de grupos que arrebatan pertenencias de las víctimas, no discriminan zonas en Mar del Plata. Desde el centro hasta el puerto, pasando por Constitución, todas las áreas están sufriendo la misma problemática. Estudiantes de todas las edades se ven afectados por estos ataques, lo que genera un ambiente de inseguridad y temor tanto para los jóvenes como para sus familias.

“Es inaceptable que nuestros hijos no puedan ir a la escuela tranquilos. Necesitamos una respuesta inmediata de las autoridades,” expresó un padre visiblemente preocupado durante una reunión convocada por varias escuelas para abordar esta situación. Los directivos de los colegios se han unido a este clamor, demandando medidas concretas que garanticen la seguridad de los estudiantes.

La Secretaria de Seguridad de la ciudad y la Policía Bonaerense han recibido múltiples solicitudes para intensificar los patrullajes y reactivar los corredores seguros, que en el pasado demostraron ser efectivos para prevenir este tipo de delitos. Sin embargo, hasta el momento, la respuesta ha sido insuficiente, lo que mantiene a la comunidad en un estado de alerta y descontento.

Vecinos y comerciantes también se han sumado a los reclamos, subrayando que la seguridad es un problema de toda la sociedad y que las medidas deben ser integrales y sostenidas en el tiempo. “Los arrebatos y robos no solo afectan a los estudiantes, sino que generan un clima de inseguridad que repercute en todos nosotros,” señaló un comerciante de la zona céntrica.

La comunidad espera que las autoridades tomen cartas en el asunto con celeridad y eficacia. La implementación de estrategias de seguridad más robustas y la colaboración entre todos los sectores de la sociedad son fundamentales para devolver la tranquilidad a las calles de Mar del Plata y proteger a los más vulnerables: los niños y adolescentes que solo buscan asistir a sus clases en paz.

Mar del Plata enfrenta un desafío importante en términos de seguridad, y la respuesta a esta situación será crucial para determinar el bienestar y la confianza de la comunidad en sus instituciones.

más noticias:

Reclaman a Provincia por la iluminación de Champagnat

Publicidad