Mar del Plata, viernes 18 de septiembre de 2020

“El sistema está colpasado. A lo mejor la sociedad marplatense del ocio no lo ve”


“El sistema está colpasado. A lo mejor la sociedad marplatense del ocio no lo ve”

Eduardo Jaureguiberry, médico referente de Salud en General Pueyrredon, explicó en Vencedores y Vencidos que “la situación real de salud en Mar del Plata es crítica y de colapso”. Además, pidió “mayor responsabilidad social para que no empeore tanto el ámbito sanitario como económico”.

“El sistema está al límite. El sector privado está colpasado. El público está casi igual. No nos sobra nada. Los médicos estamos con miedo y angustiados. Atendemos casi todo COVID durante el día”, dijo.

Y añadió que “cualquier persona que se expone tanto a los cambios de trajes diarios como nosotros incluso corre riesgo de confundirse. Estamos colapsados. El 107 está copalsado. El panorama es crítico”.

“A lo mejor la Mar del Plata del ocio no ve lo que está pasando en realidad con el sistema sanitario. El problema no está en el sector comercial, sino en el sector ocio. El problema más grave que tenemos es que la gente sigue haciendo reuniones sociales donde se disparan los contagios. La gente explica cualquier cosa para justificar su irresponsabilidad en encuentros”, resaltó.

Y agregó que “hay una irresponsabilidad muy grande por una parte de la sociedad que no se diferencia entre clases sociales. Se da por igual. Es un tema mundial”.

“Nosotros estamos con el diario del lunes con respecto a lo que pasa en Europa. Cuando se habla de temporada de verano acá, nos da miedo porque hoy tenemos ocupación plena de camas. Es complejo. Además, esto es muy dinámico. Hoy la situación es crítica en Mar del Plata. Esperemos que baje lo más rápido posible, porque además hoy tenemos menos médicos de los que necesitamos”, aclaró.

Jaureguiberry también señaló que “el virus avanza rápidamente y lo cierto es que no terminamos de conocerlo aún. Incluso ahora empezaron a aparecer personas que se habían contagiado, que se volvieron a contagiar”.

“Yo no veo hace seis meses a mis hijos y a mi madre de 82 años. Estamos mal porque no vemos un final cerca. Por eso necesitamos toda la responsabilidad social posible. De lo contrario el daño será mayor”, concluyó.

Related posts

Send this to a friend