Mar del Plata, Miércoles 22 de noviembre de 2017

¡Al fin! Comenzó el cambio de piso del Polideportivo

¡Al fin! Comenzó el cambio de piso del Polideportivo

El intendente Carlos Fernando Arroyo recorrió este lunes las obras del cambio de piso del Polideportivo Islas Malvinas. “Esta es una obra fundamental que demuestra cómo se administraron muchas cosas en Mar del Plata, está bien que la población vea cómo estaba arruinado el piso del Polideportivo. Es un estadio único, con un piso maravilloso que se pudrió porque se utilizó para lo que no se debía. Acá se volcó líquido en cantidades importantes, eso penetró y terminó en un estado de putrefacción de la madera de un piso flotante, como corresponde a una cancha deportiva”, contextualizó el Jefe Comunal.

Acompañado por el secretario de Gobierno, Alejandro Vicente, el titular del EMDeR Carlos López Silva y Santiago Comillón (Jefe de Infraestructura del Ente Municipal de Deportes), además de representantes del Futsal, Handball, Peñarol y Quilmes, instituciones y clubes que utilizan el máximo escenario cubierto de la ciudad, el Intendente señaló que “este es un bien del Partido de General Pueyrredon, que fue arruinado por la desidia de los funcionarios, al haberle dado al estadio una utilización equivocada”.

A la vez, dejó en claro que “mi política en materia de gestión municipal es que no se utilicen las instalaciones del EMDeR ni ningún otro escenario municipal para objetivos que no sean los específicos. El Minella debe ser utilizado para el fútbol, y el Islas Malvinas para el básquet, vóley, handball y deportes secos”. “Cada construcción tiene su finalidad y se debe respetar. Los injertos, por razones de apuros económicos o para hacer vedetismo de verano, terminan mal, como esto”, enfatizó Arroyo.

En este contexto, sobre futuras utilizaciones de los escenarios deportivos para otras actividades, explicó que “siempre me informo sobre estudios técnicos, como lo vieron este verano con las fiestas electrónicas. Si no tengo las suficientes garantías para que el erario municipal no se perjudique, las cosas no se harán. No arriesgaré más ningún bien municipal, hay que pensar que es dinero que los contribuyentes ponen y debemos cuidar”.

LAS OBRAS DURARÁN ENTRE 30 Y 35 DÍAS

Por su parte, el titular del EMDeR, Carlos López Silva, recordó que tras el paso del espectáculo Stravaganza de Flavio Mendoza “solo hubo una retribución del seguro que no llega al 40% de lo que se tiene que volcar a la obra para ser renovada”.

En este sentido, indicó que “el plazo de obra previsto es de 30 a 35 días” y que “los plazos que se están llevando a cabo en las etapas de ejecución vienen al día. Estamos en la etapa de desmonte y, a la vez, estamos coordinando cada parte de las etapas con los tiempos prefijados y en este sentido está todo en orden”.

Vale mencionar que la Comisión de Apertura, Estudio y Evaluación de Ofertas evaluó a los dos oferentes que se presentaron oportunamente para realizar la obra (de unos $2.400.000) y la misma consideró que la firma Brun Guyet y Asociados SRL cumplia con los requerimientos técnicos y era la más conveniente en términos económicos.

Las obras comenzaron el sábado y está en casi en un 80% el desmonte del piso anterior. Para mañana o pasado se estima que llegue la nueva madera. “También cambiaremos el contrapiso y la tirantería, pero la superficie nueva será como la que había”, agregó López Silva.

ROBLES: “EL PISO ESTABA HERIDO DE MUERTE”

Por su parte, el presidente de Peñarol Domingo Robles – que junto a Quilmes utilizan frecuentemente el estadio Polideportivo Islas Malvinas para la competencia de la Liga Nacional de Básquet – celebró que “es súper necesario porque el piso estaba herido de muerte. Es un lugar para hacer deportes y al piso hay que respetarlo”.

A la vez, recordó que “cuando vino la Davis, si bien no le entró humedad al piso, le pusieron más de 2 mil tornillos para hacer más dura la cancha. Eso lo hirió. Y lo de Stravaganza fue criminal. No quiero hablar de dolo, pero al menos hubo una mala praxis en permitirlo”. También aprovechó la ocasión para dejar en claro que “lo que le entró a la Municipalidad por un lado, hoy lo pierde con creces”.

En tanto, el dirigente de Quilmes, Marcelo Jiménez, sostuvo que “para todos los que hacemos deporte en este estadio es una alegría enorme saber que vamos a contar con un piso de buena calidad, que los profesionales y los chicos van a estar en el mejor del país, con un piso acorde a esto”. También informó que “antes de la licitación, se pidió que se tengan en cuenta los parámetros de una competencia internacional”.

Sobre el final, Robles retomó la palabra y adelantó que “cuando hablé con Sergio Hernández – entrenador de la Selección Argentina de Básquet– por qué no venía a entrenar al estadio, me contestó que los jugadores internacionales no querían jugar ni entrenar con este piso. Ellos cuidan sus tobillos y rodillas, valen millones de dólares. Con el piso nuevo, se van a poder traer eventos a nivel internacional”.

Noticias relacionadas